Blog

Corazón, no temas: fe que avanza en la oscuridad

Corazón, no temas: fe que avanza en la oscuridad

Wednesday, January 24, 2024 #mother

Una carta para una madre desesperada....


“Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” (Isaías 43:2)

“Si la tormenta arrecia, eleva aún más tu corazón a Dios, pues para eso vinieron las tempestades, para que el corazón busque un puerto seguro que no puede encontrarse sino en el Cielo.” (San Juan Bosco)

Querida hermana:

Las olas embravecidas azotan sin piedad mientras luchas por mantenerte a flote. El dolor y la conmoción te invaden ante lo incomprensible de la situación. Nunca imaginaste que la persona que más amas en el mundo pudiera hundirte en lo más profundo con acusaciones terribles tejidas con hilos de mentira. 

En medio de la tormenta, las preguntas se arremolinan: “¿Cómo pudo pasar esto? ¿En qué fallé? ¿Por qué me odia tanto?”. El corazón se quiebra de dolor al sentir el rechazo despiadado y la traición de un ser querido. Las lágrimas surcan tu rostro mientras evocas años enteros de amor y sacrificio. Ahora solo queda un caminar solitario por un desierto de incomprensión.  

Hermana mía, no estás sola en tu viaje doloroso. Hay Alguien que entiende perfectamente el suplicio de la calumnia inmerecida. Sus manos tiernas enjugan tus lágrimas mientras te susurra con amor: “Yo estoy contigo”. Jesús camina a tu lado en medio de la oscura noche, Él que fue despreciado y rechazado por los suyos. 

En silencio abrázalo y descarga a sus pies tus pesadas cargas. Él anhela ser tu fortaleza y consuelo. No temas mostrarle tus más profundas heridas, pues fueron sanadas en el madero donde Él mismo fue inocente condenado. Con manos misericordiosas recompondrá los fragmentos de tu vida que yacen hechos añicos.

Quizás hay errores del pasado de los que debas arrepentirte. Si es así, sabes que hay perdón y redención por su sangre. Pero no permitas que el peso de falsas culpas te oprima. Tú vales mucho para Él, que conoce lo más íntimo de tu corazón. Ante el Padre, eres hija amada llamada por tu nombre. Esta es tu verdadera identidad, por encima de cualquier acusación.

 Hermanita, no pierdas la esperanza ni la paz en medio de la tormenta. Confía en el amor inagotable del Padre, que puede obrar maravillas aún con nuestra debilidad. Sigamos orando con Fe por quienes buscan hundirnos sin razón. El Señor tiene poder para tocar hasta el corazón más empedernido con su gracia transformadora. 

Te abrazo en mi corazón de sacerdote,

Fr David Vargas

Monica
wrote
Wednesday, January 24, 2024
Que difícil es pasar estos momentos de oscuridad cuando la persona que amas está sufriendo por un cancer y ver cómo se va apagando día a día.
Search